¡Mira!… ¡Están cayendo… osos de punta!

En las ligas juveniles de hockey sobre hielo en Estados Unidos hay una tradición en la Navidad: el Teddy bear toss (el “lanzamiento de osos de peluche”). ¿En qué consiste? Básicamente es así: cerca de las fiestas, en ciertos partidos de diversas ligas, los aficionados van al estadio con osos de peluche, y, cuando el equipo local marca su primer gol, los lanzan al campo de juego, lo que provoca una lluvia de osos que puede durar unos cuantos minutos, más los que se tarden en recogerlos. Aproximadamente se recogen diez mil osos en cada partido, así que se podrán imaginar cómo se sentiría vivir la situación es carne propia. Después, por lo general, los mismos jugadores se encargan de entregar unos cuantos en los orfanatos y en los servicios pediátricos de los hospitales de la zona.

Recordando algunas fechas épicas, para la Navidad del año 2006 (más precisamente el 26 de noviembre), en el partido que enfrentaba a los equipos de Vancouver Giants (los gigantes) y Portland Winterhawks (los halcones invernales… menudo nombre… ) por la fase regular de la Western Hockey League (una de las ligas menores del ice hockey yankee) se daba una situación curiosa: los aficionados locales deseaban que su equipo marcara un gol para poder arrojar los muñecos a la pista, pero parecía que se hubieran olvidado las porterías: finalizando el tiempo regular, los equipos se encontraban igualados en cero.

Pero, al minuto exacto del overtime, Kyle Bailey realizó un disparo cruzado que decretó la victoria para su equipo. Y los 7.485 fanáticos de los halcones comenzaron a arrojar cientos y cientos de osos de peluche, que llovían de manera análoga a nuestros clásicos papelitos. Así, en uno de los teddy bear toss más dramáticos, se pudo cumplir con la tradición y se recolectaron 14.361 muñecos, que fueron donados a distintos hogares y hospitales para los niños alojados allí.

Cabe aclarar que la cantidad recolectada fue récord en la historia de esta celebración, aunque fue superada semanas después por los aficionados de Calgary Hitmen, llegando a la suma de 15.540 osos de 16.380 espectadores (comparando con los fans de Portland, algunos se hicieron los ratas, me parece…). Después de varias rupturas, el récord lo ostenta Calgary, con 26.919 osos en el 2007.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2000-2009, Canadá, Estados Unidos, Hockey sobre hielo, Partidos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comenta aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s