Un torneo de 38 equipos: la historia… segunda parte

Viene de acá

Nos habíamos quedado en 1928, en el que se disputó un campeonato de 36 equipos. Así se mantuvo más o menos de la misma manera  hasta el año 1931, cuando se produjo el tercer y último cisma del fútbol argentino. Con 34 equipos se dio inicio a un nuevo campeonato, pero apenas se pudieron jugar dos fechas, ya que 18 equipos decidieron desafiliarse y formar una nueva entidad: la Liga Argentina de Football. Este nuevo campeonato fue uno de los tres que en aquel año declararon el profesionalismo, ya que historias similares se dieron en las ligas de las ciudades de Rosario y Santa Fe, aunque no con esta cantidad e importancia.

La Asociación amateur decidió abolir el campeonato que había iniciado ese año, y con los equipos que quedaban organizó un nuevo campeonato, con la presencia de 16 equipos. Esta entidad siguió existiendo hasta el año 1934, cuando se fusionó con la Liga Argentina de Football para formar la actual Asociación del Fútbol Argentino, y, al finalizar el campeonato, todos los equipos pasaron a formar parte de la liga profesional, en la Segunda División.

Escudo del Club Atlético Estudiantil Porteño, campeón de los campeonatos amateur 1931 y 1934, con la liga profesional ya creada. Aunque sigue existiendo, ya no participa de los campeonatos oficiales.

En 1935 se estrenó el campeonato de Primera B, en el que participaron 16 equipos provenientes de la liga amateur recién disuelta junto con las reservas (equipos B) de los 18 equipos de la Primera División profesional, totalizando 34 equipos. Ese año se declararon dos campeones en este nivel: el equipo con más puntos en el campeonato general (Estudiantes de La Plata) y el equipo de Segunda División con más puntos en los enfrentamientos entre sí (Defensores de Belgrano). Al año siguiente se disputó un campeonato igual, consagrándose Boca Juniors (como Reserva) y Dock Sud.

En 1937 se decidió que las reservas jueguen un campeonato propio, mientras que la Primera B sería conformada sólo por equipos A. Y ese año fue otorgado el primer ascenso a la Primera División profesional, siendo Almagro el acreedor de ese beneficio.

De ahí en más, los campeonatos oficiales fueron más o menos parecidos: una Primera División, seguida por una Primera B, y eventualmente una Primera C, y así… Hasta el año 1967, cuando coexistieron dos campeonators: además del llamado Campeonato Metropolitano (que vendría a ser el torneo que se venía jugando), se disputó el primer Campeonato Nacional: doce equipos de la AFA más cuatro equipos provenientes de las ligas del interior del país compitieron en un sistema de liga (sistema llamado round robin). Año a año el sistema fue cambiando: por ejemplo, el Nacional del 1970 fue disputado por 20 equipos divididos en dos grupos; el del 1975 hicieron lo propio 32 equipos divididos en 4 grupos de 8 equipos cada uno; en el del 1983 participaron 32 equipos, divididos en 8 grupos, luego 24 equipos divididos también en 8 grupos, luego partidos intergrupo, y finalmente eliminación directa (también conocido como play-off); en 1985 se agregó una ronda de perdedores, que permitía a los equipos que iban perdiendo en la fase final tener una segunda oportunidad, y la final la disputaron los equipos ganadores de cada llave (de ganadores y de perdedores). Cabe aclarar que, localmente, estos Campeonatos Nacionales se contabilizan como ligas, aunque se puede notar cómo en el final se transformó en algo más parecido a lo que en Europa (y desde este año también en Argentina) se conoce como copa.

Independiente en 1967, primer campeón de del Campeonato Nacional, ganando en la última fecha a su archirrival Racing por 4 a 0.

Esta dualidad duró hasta el año 1985, cuando se volvió al sistema de un solo campeonato. Los equipos provenientes del interior tuvieron por primera vez en la historia del fútbol argentino un cupo fijo en un campeonato de AFA, a diferencia de lo que venía dándose con los Campeonatos Nacionales, que eran por invitación. Para la temporada 1986/1987 se decidió crear un campeonato intermedio a la Primera División y la Primera B, que fue denominado Primera B Nacional. En él, participaron los mejores equipos de la Primera B junto con los mejores del interior del país, sistema que fue utilizado más o menos así hasta la actualidad.

Formación de Deportivo Armenio en 1987, primer campeón de la recientemente creada Primera B Nacional.

Pero ese “más o menos” presenta ciertos baches: en la temporada 1996/1997, la Primera B Nacional se disputó en dos zonas (“Interior” para los equipos de las ligas del interior y “Metropolitana” para los equipos directamente afiliados a la AFA), y cada una dividida en dos grupos de ocho equipos cada uno, totalizando 32 equipos, debiendo disputar una serie de play-offs para conseguir el ascenso a la Primera División. Al año siguiente, los grupos fueron abolidos, pero se mantuvo la diferenciación entre “zona Interior” y “zona Metropolitana”. En los años siguientes hubo pequeñas modificaciones, más que nada en la cantidad de participantes.

En la Primera B Nacional de la temporada 97/98, los equipos cordobeses disputaron un gran campeonato, al obtener ambos ascensos Talleres (en la foto) y Belgrano, mientras que Instituto fue el equipo que más puntos consiguió en la primera ronda.

Este sistema se utilizó hasta el año 2001, cuando se decidió volver al sistema “todos contra todos” original. Para la temporada 2001/2002 se disputó una primera rueda con 25 equipos. El ganador obtendría el primer ascenso, mientras que los restantes 24 equipos se repartirían en 3 grupos, disputándose luego un play-off para conseguir el segundo ascenso y los dos lugares para disputar la promoción. La siguiente temporada constaría de dos campeonatos, denominados Apertura y Clausura, con un formato tradicional en el fútbol argentino, que se mantuvo más o menos así hasta que se combinaron ambos campeonatos en los denominados “torneos largos”, lo usual en Europa.

Olimpo, en el campeonato 2001/2002. La absurda reglamentación hizo que consiguiera el ascenso sólo cuatro meses después de haber comenzado el campeonato, debiendo esperar más de medio año en volver a jugar un campeonato a nivel nacional. Por si fuera poco, el presidente argentino era Adolfo Rodríguez Saá…

Quilmes, ganador del ascenso en 2003. No podía faltar la aparición de un equipo que fue animador de los campeonatos de la última reestructuración de la segunda categoría del futbol argentino. ¿Qué pasó? Lo verán dentro de poco, en un post dedicado exclusivamente al equipo cervecero.

La semana que viene, la tercera parte…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amateurismo, Argentina, Profesionalismo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comenta aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s